12 d’octubre de 2014

"FIESTA DE LA VIRGEN DEL PILAR, DE LA RAZA Y DE LA PAZ DEL PROTECTORADO".


 “Fiesta de la Virgen del  Pilar, de la Raza y de la Paz del Protectorado".

Una de les primeres notícies de celebracions de la Festa  del Pilar i "de la Raza" a Flix  ens la ofereix el diari La Vanguardia del 25 d'octubre de 1927, amb un titular ben clar: " Fiesta del Pilar, de la Raza y de la Paz del Protectorado". 

Cronològicament en trobem en el quart any de la dictadura del general Miguel Primo de Rivera, l'ajuntament presidit pel director de les escoles Enric Grau Fontseré decidí fer un homenatge a l'únic fill de Flix mort a la guerra del Marroc, Jaume Rius Català, mort prop de Tetuán, al lloc d' Alalés el 6 de setembre del 1924, una mort molt sentida entre la població fet que portaria a posar el seu nom al carrer "Alta" on havia nascut i viscut. Com podem llegir a la notícia també s'aprofitaria l'ocasió per canviar el nom del carrer les Tendes al General Sanjurjo, cap de les forces militars al Protectorat del Marroc, amb els anys més conegut pel seu intent de cop d'estat l'agost del 1932 i participació en el cop militar del 18 de juliol del 1936.

"A las nueve y media empieza la misa, con asistencia de todas las autoridades locales, comité de Unión Patriótica y empleados públicos y oída con la mayor devoción por centenares de madres.

Terminada la misa y el oficio de difuntos, reunido el Ayuntamiento en sesión solemne del pleno a propuesta del señor alcalde, a fin de perpetuar un día de tanta alegría para España y pagar una deuda sagrada al caudillo insigne y al heroísmo del soldado, acuerda por unanimidad dar los nombres de calle del General Sanjurjo y calle del Cabo Rius a las calles de Tienda y Arriba; esta última por ser la que nació Jaime Rius Catalá, muerto gloriosamente el 6 de septiembre de 1924 y cursar sentidos telegramas a los excelentísimos general Sanjurjo y gobernador civil de la provincia, participando el acuerdo.

A las tres de la tarde la banda municipal recorrió las calles tocando alegres pasodobles- A las cuatro se celebró en la iglesia parroquial solemne Te Deum en acción de gracias por haber puesto fin a la guerra de África.

Al salir de la iglesia se dirigieron las autoridades, precedidas por la banda y seguidas de todo el pueblo, a las Casas Consistoriales, en donde se sirvió una excelente merienda a los soldados que pelearon en Marruecos, reinando la más franca camaradería y la alegría y satisfacción propias del momento.

Don Enrique Grau, alcalde y juez local, en un improvisado discurso, cantó las excelencias de esta paz y en párrafos brillantes y elocuentes se dirige a las madres, ensalzando las figuras de Primo de Rivera y Sanjurjo, que han llevado a sus lares la tranquilidad y la satisfacción.

Dedicó un recuerdo, al cabo Rius, único hijo de, este pueblo que dejó su vida entre las breñas inhóspitas de aquella tierra, y hoy el Ayuntamiento, honrando su memoria, ha perpetuado su nombre, dándolo a la calle donde nació el valiente soldado.

Una atronadora salva de aplausos corona las últimas palabras del orador. Acto seguido la misma banda amenizó el acto tocando varias piezas, terminando con vivas al Rey.

Por la noche y en obsequio a los soldados, se celebraron bailes en la plaza de Alfonso XIII terminando la fiesta a horas ya avanzadas, en medio del mayor orden y entusiasmo. —“