2 de març de 2010

1584: PEDRES DE FLIX A TORTOSA

Un dels centres d'interés que té la visita de l’itinerari exterior del meandre és veure les restes de l’antiga pedrera al voltant de la desembocadura del riu de la Cana, on encara es poden contemplar pedres tallades de tota mena. Se sap que des d’aquí es carregaren pedres per la construcció de la Catedral de Tortosa, i tenim documentat gràcies a Dolores Garcia Hinajeros, contractes i encàrrecs per realitzar la portalada de l’església de Santo Domènec de Tortosa del març del 1584, segons es desprèn dels pagaments a Joan d’Arbeca, canterer de Flix, qui havia de tallar,
“600 pedres de fil per a cantons a de tallar pa dita obra y la portalada pa dita esglesia conforme un memorial fet a mà de mestre Martin Mendoça"[1] (mestre major de la catedral de Tortosa)
A més de Joan d’Arbeca, també hi treballà a la pedrera de Flix el arrancador i tallador de pedra Antoni Bosch i Joan Ferragut per transportar les pedres.
paguí de bestreta en Flix a mestre Antoni Bosch, tallador de pedra, per 600 pedres a de tallar pa cantoneres pa l’obra de dita església; a par en lo dobre dit llibre en cartes”
“paguí a Joan Ferragut de Flix per lo port de 370 pedres de fill en les quals y a 15 lloses que fan 18 pedres de fil a rasó 1 s. 8 per pedra...”
La portalada de Sant Domènec està datada l'any 1586 i els experts la consideren un "exemple únic i irrepetible" del patrimoni reinaxentista de Tortosa, hem de recordar que l’abril de l’any passat es finalitzà la seua restauració.

[1] GARCIA HINAJEROS, Dolores. Martín García de Mendoza y la arquitectura del renacimiento en la diocesis de Tortosa (1581-1615). In Recerca .4. Arxiu Històric de les Terres de l’Ebre, Tortosa. 2000. Ps.7-52.

2 comentaris:

ximo ha dit...

Molt interessant

J.A. Martínez ha dit...

Avaluació de la qualitat de les pedres de Flix, Camp-redó i Mianes per part de Roc Xambó, mestre de la seu de Tortosa, davant del consistori municipal i amb motiu de la talla de les armes del rei en els nous quarters militars de la ciutat, obra que dirigeix Juan Amador Courten.

Arxiu Històric Comarcal de les Terres de l’Ebre, fons de l’Ajuntament de Tortosa, Llibre de Provisions (Acords), 98, f. 18v-20r.

Tortosa, 15 de març de 1730

Haviéndose conferido en Ayuntamiento el señor don Juan Amador Courten, ingeniero de esta plaza, y representado necesitava de/[f. 19r] más piedras grandes para esculpir las armas para los nuevos quarteles, y que no hallándose en estos parajes cosa a propósito se haría indispensable dispusiese este Ayuntamiento se mandassen cortar en la villa de Flix, y dispusiesse su conducción con la mayor brevedad, acordaron se embía a llamar a Roque Chambó, maestro cantero de la fábrica de la cathedral de esta ciudad, quien puede tener noticia y práctica de la calidad de la piedra de las canteras de esta ciudad y de la de Flix, para que en caso pueda servir y ser a propósito la de las canteras de esta ciudad se aorre el excesivo gasto costará de conducirla de la cantera de la villa de Flix, y haviendo sido llamado dicho Xambó y hecho relación en Ayuntamiento, que assí la piedra que se corta para los quarteles en la pedrera de Camprredó, como la de la pedrera de Mianes, era a propósito para trabaxar de talla, y en su juhizio de mejor calidad que la de Flix, por la razón que ésta sujeta al salobre, y aquella, y tener experimentado que las piedras que de/[f. 19v.] su tiempo havia puesto de la cantera de Flix en la cathedral, el salobre se las avía comido, lo que es un canto de real plata, lo que no se experimentava en la obra que estava hecha de piedra de la cantera de Mianes, siendo de esta calidad toda la piedra de la corniza de la cathedral, en donde ay obra de talla y tantos follaxes, la llave de la capilla del Bautismo y el lindar de la puerta de la sacristía de la santa Cinta, que sale al claustro, y sólo advertía de diferencia que las piedras de Flix, por más blanda, de trabaxar con más facilidad, y la de las canteras referidas, con algún trabajo más, por ser más fuerte, pero que era evidente el beneficio, pues de la cantera de Flix lo menos que costará de transportes cada barcada seran veinte libras plata valenciana, y de las referidas pedreras, de veinte a treinta reales, en vista a de la qual relación acordaron se participe a dicho [señor] ingeniero por medio del [escrivano] infraescrito y se le diga que la ciudad está prompta en mandar cortar las piedras necessita en las referidas canteras de esta ciudad, para acortar gasto, que si gusta de señalar dia y hora para que el maestro a quién se encargue el corte de dicha piedra, pueda instruhirle de lo que su merced tubiere/[f. 20r] por combeniente pervenirle, lo mande participar que se le mandará pasar a su
cassa a tomar las órdenes fuere servido darle, o bien de dar las medidas de la piedras se necesitan para que la ciudad las mande cortar.
----------
"Sobre pedres i mestres: una aportació documental a la història de l'arquitectura setcentista de la ciutat de Tortosa" de Jacobo Vidal Franquet"

http://www.raco.cat/index.php/Pedralbes/article/viewFile/101638/167711