30 de desembre de 2010

FLIX. 1915, 30 DE DESEMBRE


L'any 2010 serà conegut a Flix com l'any de la Residència per a la Gent Gran i Centre de Dia "Les Escoles Velles", nom que li ve donat per l'edifici de les antigues Escoles que s'ha mantingut integrat com una singularitat especial del complex. Escoles que precisament fa 95 anys entraren en funcionament essent el primer director Enric Grau Fontseré. Unes escoles que formaven part del complex de la colònia química alemanya, essent un projecte encarregat a l'arquitecte Paul Müller.

Un dia com avui, 30 de desembre de 1915, La Vanguardia faria notícia, amb una extens reportatge de la gran festa que es realitzà amb motiu de la benedicció de les Escoles:


“Solemnes y commovedores han resultado los actos celebrados con motivo de la bendición de las nuevas escuelas graduadas; de la entrega del pergamino nombrando hijo adoptivo de Flix al digno e ilustrado director de la Sociedad Electroquímica de Flix, doctor Muller y de la celebración en esta villa de la fiesta del arbol.

A las ocho de la mañana las bandas de música que dirigen los maestros don Ramon Alabart y don Joaquin Arraez dieron un pasa-calles tocando escogidas piezas de su repertorio.

A las nueve y media los niños, adultos y niñas de las escuelas nacionales y niñas de las Hermanas de la Consolación, en número de más de 400, acompañados de sus profesores y llevando cada grupo la bandera nacional, asistieron a la misa mayor, en donde el cura párroco, en sentidas frases, exhortó a los niños recomendándoles mucho amor, respeto y obediencia á los padres, maestros y superiores, diciendoles que de la virtud de la obediencia sale la gran virtud del cumplimiento de todos los deberes sociales y religiosos.

Entre tanto una comisión del Ayuntamiento y Junta local de primera enseñanza fueron a buscar al docto director, y constituidos en Casa de la Villa, en la que aguardaban los restantes individuos del Ayuntamiento y la citada junta, evolucionaron los niños y las niñas en orden admirable y cantaron muy bien el himno de la bandera.

Seguidamente se

organizó la procesión con cruz alzada, presidida por el clero, las autoridades locales, por el citado director y por el abogado de Barcelona señor Ripoll, precedidos de todos los niños y maestros y de las dos bandas al nuevo edificio para escuela graduada de niños, distante unos 200 metros de la población. Detrás del Ayuntamiento y comisiones seguían en masa el pueblo.

Llegados a la escuela, los niños, adultos y niñas, el Rdo cura párroco procedió a la benedicción del edificio (...)

Una niña de la escuela nacional leyó un discurso de la maestra doña Feliciana Balaguer agradeciendo lo mucho que habían hecho el Ayuntamiento y el director de la "Sociedad Electroquímica" en pro de la cultura de los niños y rogando una beneficio igual para las niñas.

Un niño de la escuela nacional leyó unos versos de su maestro don Enrique Grau.

Luego el ilustrado abogado señor Ripoll hizo la apologia de lo que significaba aquella fiesta, de los frutos que daria con el tiemmpo aquella escuela y de los deberes que habia contraido el director doctor Müller con el pueblo de Flix ..."