12 de maig de 2010

11 DE MAIG AL SENAT

Intervenció al Senat davant la moció per la que s'insta al Govern de d'Estat a l'adopció de determinades mesures en relació amb l'actualització del "Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte"(PEIT). Extret del "Diario de Sesiones del Senado", sessió del Ple de l'11 de maig:



"El señor MUÑOZ HERNÁNDEZ: (El señor senador comienza su intervención en catalán, que se reproduce según el texto que facilita a la Redacción del Diario de Sesiones.) «Molt bon dia, —buenas tardes, ya—. Senyor president, senyories, malgrat tot, el Pla d’Austeritat es una realitat. Avui mateix el Govern de la Generalitat admet que haurà de contribuir a la reducció del dèficit, però no renuncia a les inversions. El conseller Nadal adverteix que “és innegociable” el compliment del 18,8% en infraestructures i recorda que l’administració catalana ja ha fet tres reajustaments.»

Decía que, a pesar de todo, el plan de austeridad es una realidad. El Gobierno de la Generalitat, hoy mismo, ha aceptado que habrá de contribuir a la reducción del déficit
pero que no renuncia a las inversiones. El conseller Nadal advierte que es innegociable el cumplimiento del 18,8% en infraestructuras y recuerda que la Administración catalana ya ha hecho tres reajustes.
En cuanto a la moción, he de decir que es importante que la actualización y los ajustes presupuestarios del PEIT, Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte, sean fruto de un verdadero proceso de consenso con las comunidades autónomas y los grupos parlamentarios y, sobre todo, que se prioricen aquellas actuaciones que tengan
un mayor impacto social y económico.
En este sentido, por lo que respecta a Cataluña, es importante salvaguardar actuaciones como el Plan de Infraestructuras Ferroviarias de Cataluña, que impulsa el
Ministerio de Fomento con una inversión inicial de 4000 millones de euros.
Precisamente, la modernización de la red de Renfe es una de las condiciones que puso la Generalitat antes de que le fuese traspasada la gestión de Cercanías. Lo mismo se podría decir de las carreteras —también hay un acuerdo con el Ministerio de Fomento—, de los puertos de Tarragona y Barcelona, o de los aeropuertos dependientes de la Administración del Estado, Barcelona, Reus, Girona, Sabadell, o de la alta velocidad, entre otros muchos proyectos.
En los apartados 2 y 7 el Grupo Popular plantea el mantenimiento del gasto en inversión pública respecto a ejercicios anteriores y, además, que el plan de austeridad
2011-2012 comporte la mejora de las infraestructuras.
Estas peticiones parecen incoherentes con el discurso que defiende en otros ámbitos, donde pide priorizar los objetivos de reducción del déficit público por considerar insuficientes los actuales y critica las medidas de reducción definidas por el Gobierno.
En cuanto al apartado 3, coincidimos con la defensa de las actuaciones en transporte ferroviario —alta velocidad, Cercanías y mercancías, y la conexión con el puerto y con
la frontera francesa, pendiente de actuaciones programadas—, y muy particularmente en Cercanías y mercancías por su mayor impacto económico y de mejora de competitividad para las empresas y los ciudadanos, y que en Cataluña presentan déficits muy acusados.
Respecto del apartado 4, manifestamos nuevamente nuestro apoyo para que el corredor del Mediterráneo se incorpore a la red transeuropea, objetivo que el Partido Popular no apoyó ni priorizó suficientemente durante su etapa de gobierno. El pasado viernes pude participar en la ciudad de Valencia en un importante acto organizado por
el instituto Ignasi Villalonga por el reconocimiento del arco mediterráneo. Nos alegramos, por tanto, de que el corredor mediterráneo pase a tener carácter prioritario y sea un objetivo central del Ministerio de Fomento, como expresa la moción que hoy vamos a aprobar. Asimismo estamos de acuerdo con los puntos 5 y 8 en cuanto a la petición de desarrollar el PEIT y…"