26 d’abril de 2011

PREGUNTA AL VICEPRESIDENT RUBALCABA SOBRE ELS PLANS D'EMERGÈNCIA NUCLEAR


Senyor vicepresident,

En primer lugar quisiera recordar que un día como hoy hace 25 años  la industria nuclear vivió uno de los días más negros con el accidente de Txernovil. Han pasado 25 años del que era el mayor accidente nuclear y desgraciadamente desde hace unas semanas estamos viviendo la repetición de otro accidente nuclear del mismo nivel 7, en Fukushima, al Japón,

Antes de entrar a la pregunta quisiera expresar mi solidaridad y admiración por la fortaleza de los pueblos de Ucraïna i del Japón a la hora de afrontar estos desgraciados accidentes nucleares.

Señor Rubalcaba, como senador por la demarcación de Tarragona, provincia con tres centrales nucleares, con residencia en Flix, a tres km de las centrales nucleares de Ascó, quisiera decirle que:

Durante todos los años en que hemos convivido con las centrales nucleares,  y a pesar del grave accidente de Vandellós I el 1989 o del episodio de las partículas radiactivas de Ascó I el 2008, la mayoría de la población de las zonas nucleares  no era precisamente consciente de la situación de riesgo potencial por vivir cerca de una instalación nuclear y por tanto de la importancia de tener un plan de emergencia en la zona.

Hemos tenido que vivir el accidente nuclear de Fukushima, donde se ha puesto en tela de juicio la capacidad de reacción tanto de la central afectada como de la comunicación externa, para comprobar como  la mayoría de los vecinos se preguntan si en el hipotético caso de suceder en Ascó o Vandellós, primero si nos comportaríamos como el pueblo japonés i segundo si tenemos un Plan de Emergencia Nuclear con todas las garantías.

Pregunta normal, si tenemos en cuenta los recursos i las vías de evacuación existentes, teniendo en cuenta que no se ha hecho ningún simulacro, ni siquiera pruebas periódicas de megafonía o de sirenas, como se suele hacer en los planes de emergencia químicos.

Lo han dicho los representantes de los ayuntamientos de l’AMAC, asociación de municipios nucleares, «creemos que ha llegado el momento de solucionar de una vez por todas las carencias económicas de la Dirección General de Protección Civil (para que este departamento ministerial tenga solvencia económica para los planes de emergencia nucleares de toda España) y de plantearse la profesionalización de los actuantes en los planes porque el alcalde o los concejales van y vienen, y lo que se necesita para una respuesta eficaz es gente que sepa lo que hace y conozca el territorio»,

El mismo alcalde del Ayuntamiento de Vandellós en la reunión de la directiva de esta entidad intervino para preguntarse en voz alta como se actuaría en España ante una situación como la ocurrida en Japón , y leo textualmente, “no tenemos ni la misma seguridad, ni la educación ni la sensibilidad que ha demostrado el país japonés. El CSN tiene unos cometidos que debe cumplir, las pruebas de estrés están bien realizarlas pero es mucho más importante tener un plan de emergencia que funcione.”

Desde hace más de 25 años, los vecinos de los pueblos de las zonas nucleares, hemos visto como se redactaban y redactaban diferentes planes de emergencia. Que se realizaban según las bonanzas económicas actuaciones de mejora en vias de evacuación, que se dotaban a los municipios de vehículos de protección civil, que en algunos casos excepcionales se han llegado han construido puentes como como el de Riba-roja d’Ebre, un extraordinario puente sobre el Ebro sin conexión a carretera alguna.

 El último plan se ha realizado el año 2009 a partir de una  Resolución de la Subsecretaría, por el que se aprobaba los PLANES DIRECTORES CORRESPONDIENTE AL PLAN DE EMERGENCIA NUCLEAR EXTERIOR A LAS CENTRALES NUCLEARES DE TARRAGONA (PENTA). De Guadalajara (PENGUA).de Cáceres (PENCA). Burgos (PENBU).y Valencia (PENVA).

<!--[if !supportLists]-->·         <!--[endif]-->En teoría tenemos unos planes de emergencia que la población desconoce. Cuando precisamente lo que interesa es que sean conocidos, probados y efectivos en la práctica. 
<!--[if !supportLists]-->·         <!--[endif]-->Señor Rubalcaba,  desde el caso más práctico posible, con las informaciones y enseñanzas que nos llegan del Japón, es evidente que se tienen que adaptar en profundidad en todos sus parámetros. Por ejemplo las zonas I, II, sede de Estaciones de Clasificación y Desclasificación, quedan obsoletas con las noticias de que la prohibición total de vivir a 20 km alrededor de las centrales nucleares, por no hablar de los 30 km de tierra quemada alrededor de Txernovil.
<!--[if !supportLists]-->·         <!--[endif]-->Es evidente que han quedado desfasados, de aquí mi pregunta:

"En pleno debate sobre la seguridad nuclear como consecuencia  de la crisi del Japón. ¿Piensa el Gobierno revisar i actualizar los Planes de emergencia nucleares atendiendo las inquietudes de los municipios y habitantes próximos a las centrales nucleares?"