28 de maig de 2021

1902, Ordre de cerca i captura d'Albert Puig Munté (a) Cuto.

"De los presos fugados de la càrcel de Gandesa, Tarragona, Alberto Puig Monté (a) Cuto, natural de Ribarroja, de 26 anys de edad, soltero, sastre, pelo negro, cejas bastante pobladas, ojos azules, nariz aguileña, boca regular, estatura 1,635 milímetros, traje de presidio y alpargatas..."

Ordre de cerca i captura ordenada pel Gobernador Civil de Tarragona l'1 de juliol de l'any 1902 amb una descripció que ens aproxima a un dels fugitius més cercats per la Guardia civil a principis del segle XX:  Albert Puig Monté (a) Cuto.

Si l'any 1886 va ser notícia la detenció a l'estació de Tarragona del carlista Pere Joan Puig Arbonés (a) Cuto de Riba-roja. El 1902 ho serà la del seu nebot Albert Puig Monté, després d'una sonada fugida de la presó de Gandesa.

El Diario del Comercio  de Tarragona el 14 d'abril oferia amb tota mena de detalls la crònica  de la fugida de la presó de Gandesa:

Colea aún la fuga de les presos de esta cárcel, de los cuales dos se han presentado: Joaquín Arasa, de Pauls, y el Madrileño, continuando campando, á sus anchas el célebre Cuto de Ribarroja, y el no menos conocido Plem de Horta, los caules, no contentos con tener en jaque á treinta o cuarenta parejas de la benemérita, se atreven en broma ó en serio á amenazar á sus jefes.

Datos originales y chuscos se cuentan de esta fuga que valen la pena de hacerse públicos. Después de abandonar la cárcel, al llegar á las afueras de la población,  á pesar del propósito de ir todos juntos formando cuadrilla, lo cierto fué que el Cuto les dijo: - Campi qui pugui, quedando solo con él el Madrileño, que le pareció más listo que los otros. Ya sabemos lo sucedido al de Pauls, por haberse hecho público en las columnas de este periódico. El Plem de Horta, una hora después de su fuga se paseaba tranquilamente por el pueblo de Bot, y á las dos horas estaba rondando y  refrescando por las calles tabernas de su pueblo natal (...)

Y referente al Cuto, maestro acreditado en estas fechorias y que ya se escapó una vez de la benemérita de Falset en el trayecto de una conducción, se ha dicho que con el Madrileño se fueron á dormir á una fincas propiedad de un amigo suyo en el término de Fatarella, donde hay una cueva debajo de un margen que puede cerrarse con unas piedras y dentro de la cual caben perfectamente tres ó cuatro poersonas; otros dicen  que marcharon directamente hácia Puebla de Masaluca y desde allí por Fayón a Ribarroja á donde el Cuto  envió a su compañero para que cumpliera un encargo cerca de su hermano. 

Añádese que al día siguiente recibió el Cuto  en la orilla opuesta del rio el encargado pedido y el consejo de que marchara hacia el extranjero, á lo que contestó que él no se marchaba sin antes haber cumplido las venganzas que tenía en proyecto. Pasaron así algunos días y mandó otra vez á su casa de Ribarroja al Madrileño con objeto de que recogiera los periodicos para enterarse de lo qué de él contaban, pero como se conoce que el Madrileño tenía más miedo que verguenza, pidió diez pesetas, tomó el tren y marchó a Reus a presentarse, para decir luego que los demás les habían obligado á la fuga.

Després de la traició del Madrileño poc sabem del "célebre criminal Alberto Puig Munté (a) Cuto". Quatre anys després, el 5 de juny de 1906, el diari Los Debates de Tortosa en oferia una altra acció seua:  

 "Participa el cabo de la Guardia civil de Ascó, con fecha del sábado, que teniendo su comandancia del puesto noticia de que el célebre criminal Alberto Puig Munté (a) Cuto le habían dirigido para cobrar en el Banco de Crédito de Zaragoza un cheque de 60 pesetas, desde Mora de Ebro...".

Aventures i desventures de l'oncle carlista Pere Joan Puig Arbonés i del nebot fugitiu Albert Puig Munté, tots dos (a) Cuto de Riba-roja d'Ebre, qui per aquestes cròniques dels diaris del seu temps, sens dubte són tots uns personatges que cal conèixer i estudiar.

 

Fotografia de la presó de Gandesa: https://freeblocjoan.blogspot.com/2016/09/gandesa.html